Control de alcoholemia

Qué hacer ante un control de alcoholemia:

La realización de la prueba de alcoholemia es una obligación para todos los conductores de vehículos y bicicletas, incluso para peatones implicados en un accidente de circulación.

Podrían darse varios casos:

  1. La inmovilización del vehículo, hasta que los agentes lo consideren oportuno.
  2. Que la tasa de alcohol dada constituya un delito contra la seguridad vial (Artículo 379 del Código Penal).
  3. Si el control de alcoholemia diera negativo, puede irse libremente y conducir su vehículo.
  4. Si la prueba de alcoholemia diera positivo, el vehículo quedará inmovilizado, no podría conducir y o bien, constituiría una sanción por alcoholemia o un delito.

El negarse a realizar la prueba de alcoholemia podría considerarse, en el peor de los casos, un delito de atentado contra la autoridad o de desobediencia. Y junto a ello se procede a la inmovilización del vehículo.

Tipos de pruebas de alcoholemia.

Sanciones por alcoholemia.