Cobra la máxima indemnización

  1. El primer paso es elegir un abogado que sea independiente a la compañía de tu seguro.
  2. Contacta y concierta una entrevista gratuita y sin compromiso. Esto es importante a la hora de poder valorar diferentes opciones.
  3. Una persona de confianza puede acudir a la cita en el caso de que no puedas acudir personalmente.
  4. Para acreditar el periodo de curación de las posibles lesiones y secuelas que sufras debes documentar cada visita médica. Tanto los informes que proporciona la Seguridad Social como los servicios privados de sanidad son válidos.
  5. Los gastos médicos son cubiertos por la compañía de seguros en todo caso.
  6. Es importante enviar al abogado la póliza del seguro de coche u hogar para saber si incluye o no cobertura de defensa jurídica. Los gastos de defensa jurídica son cubiertos por el seguro según la cantidad pactada, por lo que será la compañía la que se haga cargo de la totalidad o parte de los mismos.
  7. Sólo una vez recibida la indemnización, se abonarán los gastos al abogado y otros.
  8. Consulta con tu abogado cualquier tipo de cuestión o duda antes de tomar una decisión.
  9. Los acuerdos a los que se llegue con las compañías deben compensar las lesiones sufridas. Por ello es importante no aceptar la primera oferta presentada.